Google+ Followers

domingo, 29 de abril de 2012

El ciclón

Canto rodado.  Por Ana Gaitero
Domingo 29 de abril 2012. Revista. Diario de León

El Jardín de San Francisco se ha vestido de primavera con pensamientos azules y amarillos. Brillan bajo la lluvia. El miércoles el campo de San Francisco estuvo cerrado con candado. El alcalde mandó trancar todos los parques para evitar desgracias por el riesgo de ciclogénesis. Temían que los vientos se convirtieran en tornados. Y allí estaba Neptuno, con su tridente en el centro de la fuente, en la más absoluta soledad. Esperando a los elementos.

Que no llegaron. Fue un ciclón mediático. La estampa del parque cerrado, a las siete y media de la tarde, se me antojó una premonición del país. El ciclón Rajoy lo cierra todo, todo y todo. Sobre todo, los servicios públicos. Y claro, en Cáritas, cada vez tienen más trabajo. Los derechos sociales, que son derechos humanos, están en subasta. Y la justicia social se transmuta en caridad.

Frente a la usura calvinista, que viene a ser el modelo Merkel, se impone la caridad cristiana, que es el paradigma Rajoy. Pero todavía no se ha visto a ningún político del PP, de los que gobiernan, incluido el alcalde de León, Emilio Gutiérrez, ponerse a la cola del paro a pedir perdón a las miles de personas que sufren por falta de trabajo y a quienes ellos prometieron rescatar del sindiós de Zapatero.

De matasanos

Lo pasado, pasado está. Y agua pasada no mueve molino. Pero el paro crece y crece. Y ahora los casi seis millones de parados son de Rajoy. Hace falta que empiece a asumir la responsabilidad. La gran responsabilidad que le han dado las urnas. Y dejar de clamar al cielo. Aunque prefiero a Rajoy con sotana que con bata de médico. De matasanos, me da que es de los que cortan por lo sano para hacer honor a tan pretérito nombre. Y eso, como diría él, no es bueno ni para el país ni para la ciudadanía.

Rajoy no vino a la Feria del Libro de León a aprender lo que es un profeta. No le invitó Emilio Gutiérrez. Ya profetizó el ministro Guindos la subida del IVA para el 2013.

Profetas del género

Pero aprovechando que el Bernesga pasa por León, vino Salvador Gutiérrez, Catedrático de Lingüística y académico de la RAE a profetizar lo antiestético y antieconómico que es nombrar a las mujeres, o lo que es lo mismo, no nombrar únicamente a los hombres. Nos vino a ilustrar sobre género y sexo en una conferencia metida con calzador en el programa de la Feria del Libro dedicada al reino de las tres religiones. Bendigan lo que bendigan cada vez hay más gente que cree que hacen falta mujeres para un mundo mejor. El Centro Juvenil Don Bosco reunió en Espacio Vías a tres que trabajan con las víctimas de malos tratos, en el mundo rural y con las mujeres gitanas. Bravo. Se crecen los profetas del neomachismo bendecido por los nuevos aires gubernamentales.

El lío de Buenos Aires

Que no Buenos Aires. Ese es otro lío. Aznar se ocupó de liquidar lo que quedaba en España del sector empresarial público. Repsol es un gran ejemplo. Felipe González empezó su privatización y el PP la remató. Teléfonica, Endesa... fueron detrás. Ahora ya no hay nada que vender y el ciclón Rajoy se lleva por delante los pilares del bienestar. Quienes los quieren sujetar salen hoy a la calle.

Sin embargo, se comportan con Repsol como si fuera una empresa pública española —sólo el 25% del accionariado de Repsol es español, es 100% privado y es muy dudoso que sean pequeños accionistas— mientras que con los servicios públicos españoles actúan como si fueran una empresa extranjera invasora. Y a sus empleados los equiparan a gente de mal vivir. El mundo al revés.

Felizmente, pasó por la semana leonesa el legado de Ramón Carnicer. Nos llevó de viaje, desde Castilla la Vieja hasta Nueva York y nos divirtió de lo lindo. Su centenario viajero le hace profeta en su tierra. ¡Por fin!

Canto rodado. Domingo 29 de abril 2012. Revista. Diario de León. Por Ana Gaitero

lunes, 23 de abril de 2012

LAS DE CAÍN

Vais a pasar las de Caín. Este es el mensaje que Rajoy nos ha mandado desde Bogotá, birrete en testa, para que no nos relajemos ni mientras hace giras por el mundo de las potencias emergentes para darse un baños de grandeza.
Ya lo dijo Marco Tulio Cicerón hace 2.064 años: «El presupuesto debe equilibrarse, el Tesoro debe ser reaprovisionado, la deuda pública debe ser disminuida, la arrogancia de los funcionarios públicos debe ser moderada y la ayuda a otros países debe eliminarse para que Roma no vaya a la bancarrota».
Lo cierto es que el Imperio Romano, por mucho que Cicerón advirtiera, se vino abajo. Igual que la montaña en Caín. El desprendimiento que ha dejado bloqueada la casi centenaria ruta lo ha provocado el río Cares. La erosión de las aguas sobre la garganta. O sea, el discurrir de la vida.
Lo que está por ver y, no lo saben ni los gurús de la economía, es hacia dónde nos va a llevar el río de la crisis, que es mucho más profundo que el déficit público. Está por ver qué rocas se van a desplomar sobre el río de la vida, desde nuestro pequeño pueblo al mundo mundial.
Juancarlistas y felipistas
Cayó hasta el Rey. En Botswana. No porque le pusiera la zancadilla la masa crítica republicana leonesa que el 14 de abril estaba recordando a las víctimas paseadas y fusiladas en Puente Castro y aún no rehabilitadas en León. Lo que pasa es que al país, donde mucha gente está pasando las de Caín, le ha caído la cacería real de elefantes como el argayo sobre el río Cares.
La onda expansiva ha salpicado a toda la corona y ha tenido que salir el príncipe a interceder por el padre. El país opinante se ha dividido entre juancarlistas y felipistas. De Felipe VI. Ya hay campaña proabdicación. El caso es cambiar de era. Yo apuesto por la era de Acuario, que las de mis pueblos ya no existen. Las ventilaron con chalets y con parques tecnológicos.
Argayos sobre la educación
El argayo es la receta de la semana. A la educación y a la sanidad les arrancan calidad y justicia social en nombre del bien común. Un 20% más de alumnado por aula, dos horas más de trabajo en las consultas sanitarias, el aumento del repago de los medicamentos... son la piedra filosofal de Rajoy para sacarnos de la crisis y crecer, dice. Crecer, pero ¿hacia dónde? De momento, lo único que hace es empujar el argayo para que se despeñen los dos pilares del Estado del Bienestar. Crecer hacia abajo es hundirse.
«La gente debe aprender nuevamente a trabajar, en lugar de vivir a costa del Estado». No, no lo dijo Rajoy. También es de Cicerón. Que se anticipó dos mil años al clamor popular y leonesista en contra de la contratación de Joaquín Otero, ex procurador de la UPL, como asesor del Procurador de Común. Que, por más que digan, lo ha puesto Herrera. Amoedo calla y otorga por la cuenta que le trae, sobre todo después de la campaña contra esta institución que salió de la propia Junta.
Espíritu comunero
Contratan a gente así y creen que todo el mundo es igual. El mensaje que el Gobierno intenta que cale en la opinión pública es que hemos vivido del cuento y hemos arruinado al Estado. Já. Y la banca se va de rositas. Con su botín a buen recaudo. Lo triste es que el mensaje calará porque el PP hará lo que quiera en RTVE. Para eso ha roto el consenso a la hora de elegir la presidencia. La pondrá a dedo y punto. Será por ahorrar. Anda ya...
Por más fríos que nos deje Villalar en León, no estaría de más reivindicar el espíritu comunero. No olvidemos que fue una rebelión contra un rey extranjero y abusador. Carlos I de España y V de Alemania. Fíjense que mañana, día 23, fiesta de la Comunidad Herrera pasará de puntillas por Villalar. No quiere contaminarse del espíritu comunero. Rajoy le ha llamado a capítulo y, para dar ejemplo, trabajará en día de fiesta. A lo mejor manda a Joaquín Otero a hacer un informe. A Caín, digo.

domingo, 15 de abril de 2012

De Odollo a Manhattan

El Centenario de Ramón Carnicer nos ha trasladado de Odollo a Manhattan en un santiamén. Del corazón de La Cabrera al pálpito de Nueva York. Y eso que Good Fly todavía no ha anunciado un vuelo trasnoceánico. Todo se andará. De momento, volaremos al Mediterráneo que, con la que está cayendo, no es poco. Vienen de Burgos, para demostrar que el aeropuerto de León tiene sentido.
La compañía fletará 360 vuelos y movilizará a 25.000 personas por la flamante terminal de La Virgen del Camino. Lo único que falta ahora es un autobús que comunique el aeropuerto con el centro de la ciudad. Una cosa lógica, que contempla el último contrato con la empresa concesionaria del transporte público en León y que nadie ha mandado poner en marcha, no sé si por desidia o por incompetencia.
Ramón Carnicer (Villafranca del Bierzo 1912-Barcelona 2007) nos ha puesto fácil ir de La Cabrera a Nueva York sin pasar por el aeropuerto y esquivando la carretera LE-7311, la que (in)comunica Corporales con Puente de Domingo de Flórez.
A la Europa de Merkel
En los tiempos de las vacas gordas no hubo dinero para esta carretera tortuosa, medio desecha por el tiempo y el peso de las pizarras que gigantescos camiones transportan para su exportación a la Europa de Merkel, la de los mercaderes. Ahora dirán que sería un dispendio gastar un euro, con la que está cayendo. Ramón Carnicer recorrió a pie La Cabrera en el año 1962 por caminos y veredas, cuando aún no existía la carretera. Donde las Hurdes se llaman Cabrera fue el libro que colocó en el mapa a esta comarca. Luego vino Martín Villa, hizo la carretera y a la gente le entró la enfermedad de marchar.
Convertir en ruta literaria y turística el viaje de Carnicer por la profunda Cabrera es una iniciativa brillante que daría sentido y visitantes a los proyectos que se impulsan desde Puente, Benuza, Castrillo, Encinedo e incluso Truchas que es paso obligado para quienes entren en La Cabrera desde Astorga y La Bañeza. Muchas otras se tendrían que hacer en la provincia, empezando por El río del Olvido, de Julio Llamazares.
Malo será que el alcalde de Encinedo y diputado provincial, José Manuel Moro, no consiga que Isabel Carrasco se ponga las botas de andar y se adentre en La Cabrera más lejana, siguiendo los pasos de Carnicer. Cuando pise la carretera, que es tan suya como el Palacio de los Guzmanes, se dará cuenta de que la provincia, en la LE-7311, está al margen del siglo XXI. Hoy es un buen día para darse una vuelta por La Cabrera Baja. Es la romería de Nuestra Señora del Valle, en Llamas de Cabrera donde el viajero Carnicer asistió a un bautizo memorable.
Volare, a Portugal
Después, sin necesidad de esperar a Good Fly, puede transportarse a Manhattan con otro libro de viajes estupendo que Ramón Carnicer publicó en 1970 y acaba de reeditar Cálamo. Nueva York. Nivel de vida, nivel de muerte atraviesa la Gran Manzana en 1968 en medio de las protestas por la guerra de Vietnam, la convulsión social y política por los asesinatos de Martin Luther King y Kennedy, las manifestaciones de estudiantes y la huelga de basureros. Un inquietante reflejo premonitorio de nuestra realidad actual, como apunta la profesora y esposa del autor, Doireann McDermott.
Esperemos que la presidenta no se encomiende a San con la que está cayendo, como hizo el PP, o sea, el consejero leonés Antonio Silván, que rechazó la propuesta del PSOE de catalogar como vía única los diversos subtramos de la antigua carretera entre León y Portugal y colocarla así en un lugar preferente en el plan de carreteras.
El PP dice que no se puede gastar más dinero en su arreglo porque circulan pocos vehículos. Y cada vez menos, si no se pone remedio. Silván, que inauguró la variante de La Baña cantando bajo la lluvia en 2010, lo fía todo a la futura autovía León-Braganza, suspendida en la nebulosa de la crisis. A este paso, a Portugal iremos en sueños, cantando con Domenico Modugno Nel blu, dipinto di blu. Volare.